Adios Chachita ¡Me saludas a Pedrito!

pedroinfanteatmfotowebChachita hoy te confieso que siempre estuve enamorada de Pedro Infante es más hasta me gustó mi marido de novios por que en una foto yo vi como que se parecía a Pedrito.
Pedrito le decía yo a Infante desde antes de los tres años y mi mamá dice que es de las primeras palabras que aprendí a decir. Para mi era Pedrito, no era Pedro ni Pepé el Toro. Siempre te envidie, Evita Muñoz, Chachita, tú si lo abrasaste, lo viste y conociste. Yo no, yo solo lo vi en pantalla desde muy pequeña. Hoy me pregunto que hacía una niña de tres años viendo las trágicas escenas de Pedro dejando ciego a un hombre en prisión, Pedro llorando por el torito y Pedro destrozado por que te fuiste con tu Padre rico.

Evita Muñoz Chachita foto

Ayer Chachita nos dejaste y contigo creo que muy probablemente perdimos el último icono que quedaba de esa gran época del cine dorado mexicano.
Ayer que me enteré de la noticia me dio un poco de nostalgia, la chica que vendió su cabello para comprar una cadena para el reloj de su enamorado se ha ido, ha dejado este mundo y una vez más me gana en cercanía con Pedrito.
Nosotros los pobres, ustedes los ricos y todo el séquito de tragedias telenovelescas que marcaron mi infancia a causa de que Televisa no daba más opciones más que las mismas películas, fin de semana tras fin de semana me han sembrado una firme adherencia a esos personajes que marcaron una época ¡y que espero en Dios no marque ninguna otra!
Hoy que recuerdo, que pienso, que analizo esas películas, que no he de negar que disfrute, sin embargo jamás dejaría que mi niño las viera antes de los diez años de edad ¿en que clasificación entrarían?
Que bueno que los tiempos han cambiado y que existe Netflix y los controles parentales en la televisión.
Si algo recuerdo de esa saga en la que participó Chachita fue el dolor constante, la tragedia griega a la mexicana en todo su esplendor, el alcohol como forma de vida y valentía, la sumisión de una clase social y un papel devaluado de la mujer ¡ha no! No tanto… existían muy buenas matriarcas sobre todo en Ustedes los Ricos.

amor familia y educación

Eran otros tiempos, y gracias a Dios Pedrito que aunque no te conocí me toco vivir en una era muy diferente donde tengo muchas más oportunidades como mujer y también como mamá.
Se que todas esas películas definieron un papel muy importante en nuestra sociedad, marcaron la cultura mexicana y definieron el papel del charro. Hechos que respeto pero que creo hoy nos permiten analizar las bases de nuestra sociedad como mexicanos y ante el análisis buscar nuevas costumbres, ídolos y fuentes de entretenimiento que no sean enmarcadas por la tragedia, se que resaltan en bien algunos valores familiares y de solidaridad que es algo bueno que tenemos los latinos pero quisiera ver también que los niños de tres años puedan ver algo que les genere un sentimiento de seguridad, amor fe y superación.
Adiós Chachita, me saludas a Pedrito.

Sharing is caring!

Deja un comentario