| | | |

Cómo picar la lechuga y cómo mantenerla fresca y crujiente!

Aquí, aprenderás a cortar lechuga para tacos de un nativo mexicano. El tipo tradicional de lechuga en México para tacos, ensaladas y tostadas es la lechuga iceberg, conocida como “lechuga de bola” en México.

image 12

Así que agarra una cabeza de lechuga iceberg porque aprenderás la mejor manera de cortar lechuga para tacos en casa. Un tutorial en video al final de esta publicación hace que sea aún más fácil tener las rebanadas perfectas de lechuga para tu próxima comida.

image 13
¡Aprende a cortar lechuga para tacos de dos mexicanos nativos! Mi amiga Sandra Navarro vino a cocinar conmigo comida auténtica mexicana.

¿Cómo cortar lechuga bola para tacos?

  1. Prepara la lechuga: Comienza cortando la cabeza de lechuga a la mitad a lo largo. Mantén la base intacta; esto ayudará a mantener la lechuga junta mientras la cortas. Corta por la mitad empezando por el tallo.
image 14
  • 2. Corta la lechuga: Coloca la mitad de la lechuga en tu tabla de cortar. Sujeta el tallo firmemente y comienza a rebanar la lechuga desde la base. El secreto es no cortar desde la parte superior hacia abajo. En su lugar, cortarás aproximadamente una pulgada desde el extremo, rebanando lo más fino posible. Empieza a cortar finamente desde una pulgada del extremo hacia abajo.
image 15
  • 3. Gira y repite: Después de haber rebanado un lado, gira la lechuga y repite el proceso en el otro lado, continuando hasta que toda la cabeza esté finamente cortada. Sigue girando y cortando la lechuga hasta el tallo.
image 16
Este método de cortar lechuga también es excelente para tus recetas de ensaladas favoritas.

Cómo mantener la lechuga crujiente y fresca por días

Para asegurar que la lechuga se mantenga crujiente y fresca por días, es esencial desinfectarla adecuadamente después de cortarla. Yo uso un desinfectante popular llamado Microdyn, pero varias marcas sirven para el mismo propósito.

image 17

Nunca omito este paso después de ver un documental en Netflix sobre los riesgos de no desinfectar los vegetales. Es una práctica común en México desinfectar la lechuga justo después de cortarla.

Aquí está mi proceso:

  1. Desinfecta: Añade unas gotas del desinfectante en un tazón con agua y deja que la lechuga remoje por 8 minutos. Esto ayuda a eliminar cualquier bacteria o pesticida dañino. Yo uso Microdyn, que es muy popular en mi país, México, pero hay diferentes opciones. Uso Microdyn para desinfectar mi lechuga y frutas.
image 18
  • Enjuaga y centrifuga: Enjuaga bien la lechuga con agua limpia después de remojarla. Luego, usa una centrifugadora de ensaladas para eliminar la mayor cantidad de agua posible. Eliminar el exceso de agua es clave para mantener la lechuga fresca y crujiente por más tiempo. La centrifugadora de ensaladas hace toda la diferencia.
image 19
  • Almacena adecuadamente: Una vez que has eliminado la mayor cantidad de agua posible, coloca toallas de papel en el fondo de un recipiente hermético o una bolsa de plástico con una toalla de papel. Esto ayuda a absorber la humedad restante. Cierra el recipiente o bolsa herméticamente y refrigera. Esto permitirá mantener la textura perfecta. Al almacenar de esta manera, la lechuga se mantiene fresca y crujiente hasta por cinco días.
image 20

Siguiendo estos pasos, la lechuga debería mantenerse perfectamente crujiente por al menos cinco días.

¿Sabías que?

La lechuga rallada no es un aderezo común en México. En su lugar, usamos lechuga rallada para tostadas, el equivalente a los tacos duros en EE.UU. En México, la lechuga se utiliza típicamente para ciertos tipos de tacos, como los tacos de pescado o de papa, que a menudo llevan lechuga o repollo rallado.

Consejos para cortar la lechuga perfectamente:

  • Cuchillo afilado: Usa un cuchillo afilado para asegurar cortes limpios y evitar magullar la lechuga.
  • Mantén la lechuga fría: Mantener la lechuga fría antes de cortarla ayuda a mantener su frescura.
  • Almacena adecuadamente: Si no vas a usar la lechuga inmediatamente, guárdala en un recipiente hermético forrado con toallas de papel para absorber el exceso de humedad y mantenerla fresca.

¡Ese es el secreto para cortar lechuga para tacos o ensaladas como un profesional o un auténtico mexicano! Mira el tutorial en video a continuación para ver el proceso en acción.

P.D. Hice este video en colaboración con mi compadre Sandra Navarro, quien vende unas velas caseras únicas.

image 12
Imprimir
No ratings yet

Como cortar lechuga para tacos

Tiempo de preparación15 minutos
Tiempo total15 minutos
Plato: Salad
Autor: Laura Muller

Equipment

  • 1 tabla de picar
  • 1 Cuchillo
  • 1 secador de ensalada (spinner)
  • 2 toallas de papel
  • desinfectante

Materials

  • 1 lechuga

Elaboración paso a paso

¿Cómo cortar la lechuga?

  • Prepara la lechuga: Comienza cortando la cabeza de lechuga a la mitad a lo largo. Mantén la base intacta; esto ayudará a mantener la lechuga junta mientras la cortas. Corta por la mitad empezando por el tallo
  • 2. Corta la lechuga: Coloca la mitad de la lechuga en tu tabla de cortar. Sujeta el tallo firmemente y comienza a rebanar la lechuga desde la base. El secreto es no cortar desde la parte superior hacia abajo. En su lugar, cortarás aproximadamente una pulgada desde el extremo, rebanando lo más fino posible. Empieza a cortar finamente desde una pulgada del extremo hacia abajo.
  • 3. Gira y repite: Después de haber rebanado un lado, gira la lechuga y repite el proceso en el otro lado, continuando hasta que toda la cabeza esté finamente cortada. Sigue girando y cortando la lechuga hasta el tallo.

Como mantenerla fresca y crujiente

  • Para asegurar que la lechuga se mantenga crujiente y fresca por días, es esencial desinfectarla adecuadamente después de cortarla. Yo uso un desinfectante popular llamado Microdyn, pero varias marcas sirven para el mismo propósito.
  • Nunca omito este paso después de ver un documental en Netflix sobre los riesgos de no desinfectar los vegetales. Es una práctica común en México desinfectar la lechuga justo después de cortarla.

Cómo desinfectar la lechuga

  • Desinfecta: Añade unas gotas del desinfectante en un tazón con agua y deja que la lechuga remoje por 8 minutos. Esto ayuda a eliminar cualquier bacteria o pesticida dañino. Yo uso Microdyn, que es muy popular en mi país, México, pero hay diferentes opciones. Uso Microdyn para desinfectar mi lechuga y frutas.
  • Enjuaga y centrifuga: Enjuaga bien la lechuga con agua limpia después de remojarla. Luego, usa una centrifugadora de ensaladas para eliminar la mayor cantidad de agua posible. Eliminar el exceso de agua es clave para mantener la lechuga fresca y crujiente por más tiempo. La centrifugadora de ensaladas hace toda la diferencia.
  • Almacena adecuadamente: Una vez que has eliminado la mayor cantidad de agua posible, coloca toallas de papel en el fondo de un recipiente hermético o una bolsa de plástico con una toalla de papel. Esto ayuda a absorber la humedad restante. Cierra el recipiente o bolsa herméticamente y refrigera. Esto permitirá mantener la textura perfecta. Al almacenar de esta manera, la lechuga se mantiene fresca y crujiente hasta por cinco días.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating